Tren

Volvió el tren a Pinamar

tren-a-pinamar

Se llega con trasbordo desde el Marplatense que parte de Constitución. El pasaje sale un cuarto de los micros.

El tren con 170 asientos disponibles recorre todos los días a las 10:20 los 100 kilómetros que unen la estación ferroviaria de General Guido con la de Divisadero de Pinamar. Y retorna desde Divisadero a las 13:05, siempre con una parada intermedia en General Madariaga.

El costo es realmente muy bajo, apenas una quinta parte de lo que están cobrando un pasaje los micro de larga distancia. En las boleterías tienen un costo de 570 pesos para el tramo completo desde Constitución a Divisadero de Pinamar. Pero además, se pueden adquirir online con 10% de descuento en www.argentina.gob.ar/trenes.

Si bien hay 3 frecuencias diarias del Tren a Mar del Plata, el servicio con el que se puede hacer trasbordo en Guido es el que parte desde Constitución a las 6:22. Para las 13, ya podés estar mojando los pies en el mar.

“Los trabajadores ferroviarios hemos hecho un gran esfuerzo para restituir este servicio que fue interrumpido en 2015y es tan anhelado por los vecinos y una gran opción para los turistas”. 

Martín Marinucci, presidente de Trenes Argentino

La crecida del Salado y una vía abandonada

Hasta 1967, Ferrocarriles Argentinos operó el servicio con trenes que llegaban hasta la demolida estación Pinamar que se encontraba dentro de la localidad balnearia. En 1996 se inauguró la actual estación Divisadero, a unos cinco kilómetros de la ciudad.

A cargo de Ferrobaires, la empresa de trenes de larga distancia en la provincia de Buenos Aires, corrió una formación diaria, hasta el 2011. Luego, en 2015, se pretendió retornar el servicio en forma semanal, pero a las pocas semanas, en agosto, la crecida del río Salado obligó a interrumpir el corredor principal que unía Constitución con Mar del Plata.

Durante la gestión del macrismo, si bien se volvió a poner en marcha el Marplatense, nunca reactivó la bifurcación de General Guido a Pinamar. Las vías quedaron en un estado de total abandono, cubiertas por malezas y hasta hubo privados que tendieron alambrados por donde pasaba el ferrocarril.

Para que ahora vuelva el tren fue necesario volver a construir alcantarillas, realizar zanjas y canaletas.