16 de enero de 2019

Durante 2018 se compraron menos motos nuevas y hubo más reventa


Con un diciembre pésimo en ventas: un 54,2 % de unidades menos que en diciembre de 2017, la división motos de la Asociación de Concesionarios de Automotores de la República Argentina (ACARA) informó que el año 2018 se completó con 572.693 unidades nuevas vendidas, lo que representa un 16,8% menos que el de 2017, son más de 115 mil motos menos las que se incorporaron a un mercado donde además sigue la transacción de motos usadas.
Desde junio que el mercado comenzó a perder ventas. Cuando a comienzo de año los patentamientos mensuales rondaban las 60 mil motos, en diciembre apenas se alcanzaron las 26 mil.
Honda consolidó su liderazgo del ranking de ventas (y también veremos que encabeza la reventa) y el segundo puesto quedó finalmente para Zanella, que venía de ser tercero hasta noviembre, pero que logró superar a Motomel, con casi 23.000 unidades más. Sin embargo, el modelo más patentado del año fue la Zanella ZB110, con 38.429 unidades, seguido por la Honda Wave 110S con 38.112, tercero la Corven Energy 110 con 31.450, cuarto la Motomel B110 con 30.888 y quinto la Gilera Smash con 27.342 unidades.

¿A dónde van esas motos que van a mil?
El mercado de 2018 finalizó con Buenos Aires como la plaza con mayor volumen de operaciones, prácticamente triplicando a la segunda, que es Santa Fe. Córdoba recuperó el tercer lugar por sobre Chaco, que quedó cuarta, y Tucumán se afianzó en el quinto lugar por sobre Santiago del Estero, que finalizó en la sexta posición.
La crisis económica y la baja en ventas se sintió muy fuertemente en el interior. Las provincias que mayor caída han tenido en la cantidad de operaciones, fue La Pampa con el mayor descenso anual (-34,4%), seguida por Santa Cruz (-32,6%), Neuquén (-28,4%), Jujuy (28,3%) y La Rioja (-27,4%) completan el top five de las que más cayeron.

A la Cero ni en cuotas
Desde Zanella, confiaron que lo que más pegó a la venta fueron el alza de las tasas. Es que las mayor parte de las motos se adquieren en cuotas y por una moto 110 cc que vale 28 mil pesos, los concesionarios se veían exigidos por la inflación y el interés a pedir cuotas de 4000 pesos, que al final del plan cuatriplicaba su costo. 
Así es como la transferencia de motos usadas (una formalidad muy poco usual en apenas pasando la General Paz) registró un crecimiento del 7,20 % con respecto al 2017, con un total de 298.500 unidades registradas que cambiaron de dueño. La mitad de las usadas que más se vendieron son del segmento mediano y la antigüedad está entre 4 y 6 años. Los modelos más vendidos durante el año fueron la XR 250 y la CG 150 Titan de Honda. La FZ 16 de Yamaha finalizó tercera, muy cerca del segundo puesto y la novedad fue el acenso al cuarto puesto de la BAJAJ Rouser 200 que relegó a la Guerrero G110 TRIP a cerrar el podio entre las 5 más vendidas.

Perspectivas 2019
Todas las fábricas de motos están con suspensiones de personal y también ha habido despidos, no sólo en las plantas de ensamble, sino que se han perdido muchos puestos de trabajo en las concesionarias. La nueva normativa que prohíbe explícitamente la conducción de motos, de cualquier categoría, a menores de 17 años podría afectar aún más al mercado en el interior, donde aún es costumbre la moto o un cuatri como regalo de cumple de 15. Dependerá de los controles que quieran realizar los intendentes, si esto se vuelve una realidad, más allá de los deseos de las frías leyes. Pero esto también podría afectar aún más parte de las ventas.
La buena nueva son las financiaciones que acordaron CAFAM (Cámara Fabricantes de Motos) con al menos 8 bancos para que ofrezcan planes de pago en 50 cuotas con una tasa de sólo el 27% anual (incluso por debajo de la inflación proyectada para este año). De esta forma, con cuotas mensuales que no llegan a los 1000 pesos, el costo diario de pagar una moto sería de $30, incluso menos de lo que cuesta tomar dos colectivos.