14 de febrero de 2018

Regreso feliz, volvé a casa sin apuro



El periodista de tránsito @JotaLeonetti brinda una serie de consejos para que las vacaciones sean geniales hasta el último kilómetro.

  1. No sobrecargar el auto. Siempre volvemos con alguna comprita de más, pero no hay que obstruir la visibilidad hacia atrás ni dejar elementos sueltos que ante una maniobra inesperada impacten violentamente contra los ocupantes. Los portabicis que se enganchan en el baúl están prohibidos por la Ley de Tránsito por sobrepasar la línea del paragolpes. Además, el comportamiento dinámico del auto cargado es totalmente distinto a cuando lo manejamos sin compañía ni equipaje en los recorridos cotidianos.

  2. Salir descansado y no conducir de noche. De 24 a 6 se produce el 12% de choques con apenas 4% de autos. A 100 km/h hacen falta 40 metros para frenar a 0, pero de noche la visión alcanza sólo 35 metros. Conducir a estas horas es el triple de peligroso que en la mañana.

  1. Documentación y VTV. Las cédulas verde y azul no tienen vencimiento para titular y autorizado, pero nadie más podrá conducir el coche sin la presencia de alguno de ellos. El pago del seguro no es exigible, pero sí hay que tener el comprobante de póliza vigente (varias compañías extienden la constancia de forma online a través de app). No hay período de gracia tras el vencimiento de la Licencia de Conducir. Si se te venció la VTV y tu auto está radicado en la Provincia de Buenos Aires, podés hacer la verificación técnica en cualquier planta de VTV bonaerense, antes de volver a la Ciudad. El grabado de autopartes es obligatorio para todos los vehículos, incluso los 0KM (tienen 30 días para hacerlo). No contar con alguna de esta documentación es falta grave y pueden secuestrar el vehículo.

  1. Los chicos atrás y atados. No puede viajar pasajero sin cinturón de seguridad. Los bebés deben estar sujetos en sillita tipo huevito mirando hacia atrás hasta que se sienten erguidos (aproximadamente hasta los 10 kg). Luego la sillita -siempre sujeta mediante el cinturón del coche- puede ir mirando hacia adelante. Desde los 4 años y hasta los 10 años (o superar un 1,5 metro de altura) los niños deben usar un asiento elevador conocido como booster, para que el cinturón no le pase por el cuello. En un choque a 60 km/h, un niño de 20 kg sale proyectado con una fuerza de 340 kg.

  1. Programar el viaje con descanso cada 2 horas. Tomar mate en el auto puede ser peligroso, no sólo por el manejo de agua caliente, sino porque ante una maniobra inesperada la bombilla puede convertirse en un peligroso elemento punzante. Detenerse cada 2 horas y hacerlo fuera de la ruta, ingresando hasta la plaza de un pueblo por ejemplo, le va a permitir al conductor despejarse y a la familia disfrutar del viaje.

  1. Maniobras de emergencia. Más de la mitad de los choques fatales en rutas suceden en rutas en buenas condiciones, de día y sin lluvia. Midan la distancia de frenado en tiempo: cuando el vehículo que los precede pase un cartel o mojón de referencia, deben poder contar hasta 4 segundos antes de que su coche atraviese ese punto. Ante la posible situación de un impacto frontal, no hagan luces, inmediatamente bajen la velocidad y córranse lo más a la derecha posible, chequeen la ruta de escape por la banquina y si es necesario, abandonen la calzada tomando muy firme el volante.

  1. Por supuesto, respeten las velocidades máximas. Lleven luces bajas encendidas (la última modificación de la Ley de Tránsito permite reemplazar las luces bajas por las Luces Diurnas, que traen los modelos más nuevos). Y no hablen por celular al conducir. Recomendamos aprovechar la conectividad que se consigue a través de Android Auto para espejar Waze, Spotify e incluso Whatsapp en la pantalla del auto y no tener que agarrar el teléfono.