Panamericana





General Paz





Au La Plata




Auspiciado por

Auspiciado por

Auspiciado por



Au 25 de Mayo





Au Riccheri








Puente Pueyrredón










Au Illia





Subtes




Piquetes













6 de enero de 2017

Nuevos lectores de patentes de Policía de la Ciudad


Foto Marcelo Dell´Isola
En la madrugada, ocurrió un doble choque en Libertador y Ayacucho, justo donde se ubica el nuevo Lector de Patentes, que instaló la flamante Policía de la Ciudad. Lo preocupante fue que fueron dos colisiones: primero entre 2 autos y porque no lo removieron ni señalizaron, más tarde un tercer coche los embistió.
La causa del primer siniestro no está determinada, pero los vecinos señalan que los conductores se distraen ante el arco que en un monitor por carril muestra una imagen de la patente del vehículo que está por allí circulando. El de Libertador y Ayacucho es el primer Lector de Patentes de 8 que se instalarán en breve, que estarán situados en las avenidas de acceso y salida de la Ciudad.
Pero la parafernalia no queda allí en el juego hedonista de los automovilistas de mirar su patente en pantalla, y de hecho es lo que criticamos desde la seguridad vial. En realidad estos dispositivos forman parte de un sistema integral de seguridad que está desarrollando la Policía de la Ciudad (nueva fuerza de seguridad distinta a la Metropolitana y a la Federal). Los datos de cada patente se cotejan automáticamente con la base de datos de los vehículos buscados y de encontrarse allí, se dispara una alerta para su detención y captura. Este sistema ya lo tienen instalados algunas autopistas como el Camino del Buen Ayre, que registra y coteja con la "lista negra" cada vehículo que pasa por las cabinas de peaje, pero sin advertir que lo están haciendo. Desde la Policía de la Ciudad explican que poner el arco con los monitores es una estrategia de comunicación y disuasiva para mostrar que hay control. Al igual que con los radares que controlan la velocidad máxima, desde lo vial opinamos que, sin dudas es importantísimo que exista esa sensación Big Brother de "en cualquier momento me enganchan", pero señalar las ubicaciones específicas de los controles los vuelve menos eficaces, porque el que va con exceso de velocidad sabrá dónde frenar, y el delincuente por dónde no pasar. Apoyamos los controles, pero que no sean para la gilada.

Así charlamos del tema en FM Rock&Pop con Mariana de Iraola: