Panamericana





General Paz





Au La Plata




Auspiciado por

Auspiciado por

Auspiciado por



Au 25 de Mayo





Au Riccheri








Puente Pueyrredón










Au Illia





Subtes




Piquetes













1 de septiembre de 2016

Vecinos contra el Túnel de Balbín


Otra vez. Ya retrasaron el inicio de obras 2 años. Nuevamente la Justicia porteña frenó la construcción del túnel de la Avenida Balbín para cruzar de manera segura las vías del Tren Mitre altura la estación Saavedra. Pero ahora, el corte de Balbín ya está hecho y es muy difícil que la Ciudad de marcha atrás y libere el cruce a nivel (que por cierto estaba destrozado).
Los perjudicados: los cientos de automovilistas que utilizan Saavedra como vía de acceso o salida de la Capital. Y los mismo vecinos del barrio. Por un grupo de comerciantes caprichosos y sin visión de futuro para sus propios negocios.
Conozco bien el barrio, como vecino. Y también como automovilista que utilizaba Donado y Balbín como acceso y salida de la Capital. A diferencia de "plazas desiertas" que quedan sobre otros túneles, el espacio que quedará sobre el viaducto de Balbín será un espacio que ganarán los vecinos y comerciantes porque el flujo peatonal seguirá siendo muy importante por la estación del tren. Está como ejemplo lo que ocurrió en el túnel de Federico Lacroze, lindero a la estación Colegiales. Será más placentero comerse una pizza en el bar de la esquina al aire libre, cosa que hasta ahora era imposible hacer en la estrecha vereda con el 130 pasando finito. El no tránsito vehícular permitirá nivelar veredas y hacer más fácil el movimiento peatonal de las vecinas con sus changuitos para hacer las compras. Es claro que un peatón es siempre un potencial cliente. Ya lo decía Lita de Lazzari: "camine señora, camine" ¿O por qué creen que se valorizaron los locales que están en las ahora peatonalizadas calles del microcentro?.
Aquel comerciante que crea que tendrán menos clientes porque no pueden llegar con el auto, les recuerdo que estaba prohíbido estacionar sobre Balbín y aunque había coches detenidos el número total poco podía satisfacer las ventas. Sería interesante conocer si tienen aquellos que se quejan alguna estadística de cuántos clientes automovilistas tenían al día. De hecho, mientras se mantenga la construcción frenada, los autos menos se acercarán incluso a un área más amplia para evitar demoras, perjudicando a más negocios, y los peatones tendrán que esquivar la obra.
El aferro de los comerciantes contra el túnel me recuerda a aquellos que se oponen a los parquímetros (un sistema probado que genera una rotación de clientela) y después dejan su coche particular estacionado frente a su local todo el día.
Como ya había opinado en junio de 2014, no puede un grupo de vecinos que se creen dueños de la vereda ir contra el beneficio de una movilidad más segura y sustentable: menos congestión de tránsito es menos consumo de combustibles fósiles, más áreas peatonales son más zonas seguras para la principal víctima vial en la Ciudad, menos barreras significan trenes más rápidos y más tiempo para los pasajeros para pasar con su familia y quizás salir a caminar y comprar algo en ese comercio que hoy se queja por la modernización.