Panamericana





General Paz





Au La Plata




Auspiciado por

Auspiciado por

Auspiciado por



Au 25 de Mayo





Au Riccheri








Puente Pueyrredón










Au Illia





Subtes




Piquetes













7 de julio de 2016

En La Plata quieren más plata por tener auto o moto


En la capital provincial, la Intendencia envío al Concejo Deliberante, un proyecto de reforma e incremento tributario que incluye la creación de un gravamen municipal a la venta de vehículo. El cargo extra de 0,5% gravará todas las compras de vehículos de hasta 10 años de antigüedad, incluyendo los 0KM, en los que las concesionarias "deberían asumir" el costo.

Si bien el el presidente de la Comisión de Hacienda del Concejo Deliberante platense, concejal Julio Irurueta, aseguró que el fondo, que se estima en 30 millones de pesos anuales, "va a tener una asignación específica para el mantenimiento de calles y señales de la vía pública", el dirigente justicialista Gonzalo Atanasof, ex administrador de la autopista La Plata Buenos Aires, salió al cruce y explicó que “desde hace más de 20 años existen en La Plata tributos destinados a cubrir la reparación de calles. De hecho, el actual Código Tributario contempla la Contribución Especial por Pavimento y Vereda, del 15% sobre la Tasa SUM, que ya se abona". De esta manera, la Intendencia impulsa gravar nuevamente a los platenses por un concepto que ya están pagando, cosa que podría derivar en una inconstitucional doble imposición. Desde la seguridad vial, sería un imposición que retrasa la renovación del parque automotor entre las clases más bajas, en vez de promover la salida de la calle de vehículos vetustos, sin sistemas de seguridad activa ni pasiva y dudoso mantenimiento, ya que el incumplimiento de la VTV ronda el 50% (y acaba de aumentar un 22% su costo).

Además, el paquete de reforma impositiva también prevé incrementos en el costo de la licencia de conducir y en las patentes de las motocicletas. Se modificará el sistema de valuación de las patentes de las motos más antiguas, de más de 10 años. Dejará de ser en función a la cilindrada y año de fabricación, y pagarán de acuerdo a su valor fiscal, como ocurre con los autos, lo que estiman se incrementará hasta en dos cuotas más a la patente anual actual.

Atanasof concluyó en que “nuevos impuestos municipales y en estos márgenes de aumento no son la solución porque no guardan relación con una actualización de costos ni un programa de mejoras para la Ciudad. Se genera mayor presión tributaria en un momento inadecuado de la realidad económica del país, tanto para la economía familiar como de la producción y el comercio”.