Panamericana





General Paz





Au La Plata




Auspiciado por

Auspiciado por

Auspiciado por



Au 25 de Mayo





Au Riccheri








Puente Pueyrredón










Au Illia





Subtes




Piquetes













30 de enero de 2014

Un nene murió en cuatriciclo, a pesar de los controles de la ANSV


En las playas de Pinamar, un menor de 9 años falleció al volcar el cuatri que manejaba su primo de 15 años. Lamentablemente el cuatriciclo fue facilitado en un sitio alejado del área de patrullaje y prevención fijada por la Agencia Nacional de Seguridad Vial.
La conducción de este tipo de vehículos está prohibida para los menores de 16 y es obligatorio el uso de casco. En lo que va del mes de enero se impidió el ingreso a la zona conocida como "La Frontera" a 814 menores de 16 años que conducían cuatriciclos, en muchos casos facilitados por sus familiares más directos. Ante estos cassos, se retiene el cuatriciclo o motocicleta hasta que un adulto responsable se presente para retirar el mismo, con la licencia habilitante y utilizando el casco reglamentario.
Asimismo, en la temporada la ANSV lleva entregados en forma gratuita 1115 cascos reglamentarios a aquellos conductores que manifiestan no poseer este elemento de seguridad. 
A pesar de su apariencia de estabilidad, su elevado centro de gravedad, reducido ancho de trocha y el eje rígido en la transmisión trasera propician los derrapes y vuelcos de los cuatriciclos. Por ello, no son vehículos habilitados para la circulación en vía pública, ya que están exceptuados de la "licencia de confirmación de modelo" (LCM), por lo que no tienen patente, requisito que exige la ley nacional de tránsito.
Una de las justificaciones más básica por parte de los infractores es que la Policía Federal los utiliza hasta en las calles de Buenos Aires. Lo cierto es que las fuerzas de seguridad cuentan con una normativa específica que los exceptúa de la prohibición a circular por la vía pública, y además los efectivos realizan cursos de manejo especializado.
Lo importante es entender que los cuatris, como cualquier otro vehículo a motor -y atenti aquí con la tendencia de las bicimotos- no son un juguete y no pueden ser conducidos por menores.