Panamericana





General Paz





Au La Plata




Auspiciado por

Auspiciado por

Auspiciado por



Au 25 de Mayo





Au Riccheri








Puente Pueyrredón










Au Illia





Subtes




Piquetes













20 de enero de 2014

Incentivan elegir un conductor que no tome alcohol


Conductor Responsable o Designado. Distinto nombre, pero el mismo objetivo: que cada grupo de amigos que ingresa a los bares y boliches designen un conductor que será quien no beba alcohol para poder llevar a sus compañeros de una manera segura. 

La campaña de la Agencia Nacional de Seguridad Vial comenzó en Pinamar, Villa Gesell, San Bernardo y Mar del Plata. Se identifica al conductor responsable con una pulserita y al finalizar la noche, se le realiza un test con una pipeta especialmente diseñada para este evento, que indica si la persona está o no en condiciones de conducir. Si el resultado es que no tomó alcohol, se le entrega un obsequio. En caso contrario, se recomienda que espere o bien que tome algún transporte alternativo.
Por su parte Cervecería Quilmes, con su programa Vivamos Responsablementeviene promocionando el Conductor Designado en forma constante junto a celebrities y lleva esta movida también a la Costa. “Luego de los excelentes resultados obtenidos en 2013 con la campaña Designados, decidimos continuar promoviendo la figura del Conductor Designado en las principales ciudades de veraneo de la costa argentina, entendiendo que trabajar esta temática de manera conjunta con gobiernos e instituciones es la mejor manera de contagiar conductas positivas que permitan mejorar los hábitos de consumo, asegura Axel Flügel, gerente de Relaciones Institucionales de Quilmes.
En el centro de Pinamar, en Bunge y Libertador, todos los días a las 20, abre un stand denomindado "Conductor Designado" para concientizar en el consumo responsable de bebidas con alcohol, con juegos, entrega de premios y disertaciones sobre seguridad vial a cargo de especialistas de CESVI.
Está comprobado que el alcohol es uno de los principales enemigos del conductor, ya que tiene gran influencia en la generación de siniestros, y que sus efectos más evidentes se ven reflejados en una limitación y alteración notoria del estado psicofísico del conductor. Sin embargo, son muy pocas las personas que evalúan los efectos nocivos de beber alcohol antes de conducir. Mucha gente cree que como la ley penaliza el consumo de alcohol a partir de los 0,5 gramos/litro de sangre, sus efectos peligrosos se manifiestan a partir de ese valor. Aún en pequeñas dosis, las consecuencias primarias se localizan sobre la vista, disminuyendo la visión periférica que resulta indispensable para conducir. Este efecto se manifiesta con el primer vaso de vino o cerveza y con concentraciones de alcohol inferiores a la mencionada. Por eso es tan importante decidir quién va a manejar antes de empezar a tomar. El dato alentador es que según una encuesta online de la consultora Opinaia, el 77% de los encuestados declaró haber sido conductor designado en el último año versus el 56% de 2012.
Por otra parte, los boliches de Mar del Plata sorprendieron con otra campaña donde también hay test de alcoholemia, pero el fin es muy distinto. Antes de entrar a los locales bailables aquellos que acusen no haber bebido pueden hacer un test y no pagar la entrada. Lamentablemente es una paparruchada que sólo busca que los pibes lleguen sin haber bebido en la previa para gastar en el boliche. No tiene nada que ver con la seguridad vial porque no se repiten los controles al finalizar la noche antes de que se suban a los autos. Lo peor es que el Ministerio de Salud Bonaerense también es parte de esta acción y genera más confusión en los chicos.
Las de la ANSV y Quilmes son acciones gemelas, una llevada a cabo por el organismo oficial que tiene como responsabilidad la prevencion vial, la otra por una empresa cuyo negocio es vender alcohol, pero socialmente responsable. El fin es el mismo, concientizar sobre
los riesgos de conducir bajo la influencia de alcohol y que todos pasen una noche divertida y lleguen a salvo a casa.