Panamericana





General Paz





Au La Plata




Auspiciado por

Auspiciado por

Auspiciado por



Au 25 de Mayo





Au Riccheri








Puente Pueyrredón










Au Illia





Subtes




Piquetes













8 de marzo de 2012

Consejos para mujeres al volante



En el día Internacional de la Mujer, Citroën y CESVI nos acercan recomendaciones para todas las mujeres, sin perder glamour, manejen seguras:
Calzado
Evitar el uso de ojotas, sandalias, zapatos con taco o botas de taco alto al conducir, ya que pueden engancharse en los pedales o bien no llegar a cubrir toda la superficie de apoyo de cada pedal. También puede suceder que alguno de estos calzados genere que el pie se zafe del pedal y se produzca una reacción indeseada del vehículo. 
El calzado elegido debe ser cómodo y por sobre todas las cosas no tiene que entorpecer el normal movimiento de los pies. Lo más apropiado es tener siempre un par de zapatillas en el auto para colocárselas en el puesto de conducción, cada vez que sea necesario. Las palabras clave a tener en cuenta son: comodidad, firmeza, sujeción y flexibilidad.

Indumentaria 
Elegir ropa cómoda y holgada para manejar, sobre todo en viajes largos, como un pantalón y una remera, ya que la incomodidad genera una distracción extra innecesaria. Hay que tener en cuenta que ciertas polleras, trajecitos o camisas ajustadas quitan libertad de movimiento e interfieren en la capacidad de reacción. Además, la utilización del aire acondicionado en verano o la calefacción en invierno dan la posibilidad de mantener un estilo parejo durante todo el año sin necesidad de abrigarse de más o viajar desabrigadas. Esto también influye directamente en la seguridad vial, ya que tener el habitáculo a una temperatura inadecuada puede provocar que la conductora disminuya considerablemente el tiempo de reacción.


Distribución de objetos en el portaequipajes 
Al momento de ir de compras o bien de distribuir bultos en el portaequipajes, es conveniente tener en cuenta que los bultos más pesados deben ubicarse siempre en el baúl, lo más bajo posible y lo más cerca del asiento trasero, para mantener el centro de gravedad del vehículo y no generar inestabilidad. Es importante, además, distribuir el resto de los bultos de manera pareja para no sobrecargar uno de los lados del vehículo.


Objetos sueltos en el habitáculo
Mantener el orden del habitáculo es una cuestión de costumbre. Llevar objetos sueltos como el teléfono celular, las llaves o la cartera conlleva un peligro que pocas conductoras conocen y respetan. En caso de tener que frenar bruscamente, y por supuesto en una colisión, estos elementos se convierten en una amenaza potencial para el bienestar de los pasajeros. Además, con el andar del auto, los objetos se mueven haciendo que uno se distraiga para intentar agarrarlos y ponerlos nuevamente donde estaban o, simplemente, hacer uso de ellos.

Si estás embarazada
Las mujeres embarazadas deben utilizar el cinturón de seguridad durante toda la gestación. Como cuidado adicional, tienen que procurar que la cinta que cruza el torso pase entre los senos y continúe su recorrido por el costado de la panza, mientras que la banda abdominal debe pasar sobre las caderas, tan bajo como sea posible.


Ubicación de los hijos en el auto
Los bebés recién nacidos y hasta los 9 kg. de peso, utilizan sillas del tipo “huevito” que se sujetan mediante el cinturón de seguridad del vehículo o, idealmente, con los anclajes fijos del sistema ISOFIX. El niño se sujeta a la silla con los pequeños cinturones de seguridad que éstas poseen. En el caso de los bebés, deben colocarse en sentido inverso al desplazamiento del auto. 
Los niños mayores a 9 kg. y hasta los 22 kg., utilizan sillas de seguridad que también se sujetan al vehículo de la misma manera que los sistemas de retención anteriores. Por ser ellos más grandes y tener la estructura ósea y masa muscular más desarrollada, pueden viajar mirando hacia adelante. Existen diferentes sillas de este tipo, muchas de ellas hasta los 15kg debiendo utilizar luego otra que los acompañe hasta que puedan hacer uso del amoldador o cojín.
Finalmente, a partir de los 22 kg. (aproximadamente), pueden utilizar un amoldador que permita ajustar el cinturón de seguridad propio del vehículo, como si se tratase del cuerpo de un adulto. El objetivo de este elemento es darle más altura al niño, de manera que el cinturón (de tres puntos) no pase muy cerca del cuello.

Cuando por peso y altura los niños ya no necesitan utilizar ningún dispositivo de retención infantil, recuerde que deben viajar siempre en las plazas traseras y con el cinturón de seguridad colocado.