Panamericana





General Paz





Au La Plata




Auspiciado por

Auspiciado por

Auspiciado por



Au 25 de Mayo





Au Riccheri








Puente Pueyrredón










Au Illia





Subtes




Piquetes













23 de enero de 2012

En España promueven los consejos de Perón


La Dirección General de Tráfico de España ya lleva muchos años combatiendo las faltas graves que producen la mayor siniestralidad: excesos de velocidad, falta de uso de cinturón y casco, alcohol al volante. Y como realmente han podido dar un vuelco a las tendencias con una ferrea política de seguridad vial que además de hacer foco en la comunicación, tiene un amplio control y sistema efectivo de sanción, ahora pueden darse el permiso de empezar a tratar las llamadas distracciones menores de los automovilistas. Una frase de enorme peso político aquí en Argentina, “De casa al trabajo y del trabajo a casa”, es el mensaje más repetido de los anuncios de toda la campaña “La seguridad en el trabajo comienza al salir de casa”. 
La realidad es que uno le pierde el temor a lo conocido, pero el 70% de los accidentes laborales de tráfico se producen en el trayecto de ida al trabajo. Uno de cada tres accidentes laborales mortales fueron por accidente de tráfico y de los 264 trabajadores fallecidos en accidentes laborales de tráfico, 165 lo fueron por accidente in itinere (o sea, en el camino).
La recomendación es evitar caminos rutinarios: Pese a que todos los días se suelen realizar los mismos trayectos para acudir o regresar del trabajo, las circunstancias del tráfico no son iguales. Por este motivo, el conductor debe estar atento a las circunstancias puntuales del tráfico y adecuar su conducción a las mismas. También, en España han comenzado a aceptar que no la gente no pueden "desconectarse" completamente, más aún cuando la tecnología va en sentido contrario, por lo que recomiendan usar el “manos libres” solo para conversaciones cortas, nunca para largas charlas. Según diversos estudios tras minuto y medio de hablar por el celular, el conductor no percibe el 40% de las señales, su velocidad media baja un 12%, el ritmo cardiaco se acelera bruscamente durante la llamada y se tarda más en reaccionar. Y por supuesto, el mejor consejo es evitar conducir  apurado. No es extraño que el 70% de las colisiones sean de camino al trabajo: uno maneja con la presión de llegar a tiempo, cumplir un horario y no perder el presentismo. Esa situación de estrés diaria suele llevar a cometer errores con mayores situaciones de riesgo.