Panamericana





General Paz





Au La Plata




Auspiciado por

Auspiciado por

Auspiciado por



Au 25 de Mayo





Au Riccheri








Puente Pueyrredón










Au Illia





Subtes




Piquetes













24 de febrero de 2011

La justicia avala el DrogoTest porteño: 1 día preso


La Justicia Contravencional de la Ciudad condenó a un conductor peruano de 40 años, a un día de prisión en suspenso y a la realización de cursos de Seguridad Vial por entender que conducía su vehículo bajo los efectos de haber consumido cocaína, según lo detectado por los Agentes de Tránsito de la Ciudad de Buenos Aires en julio de 2010.
Este es el primer caso de DrogoTest que llega a la justicia, y el fallo determinó que los controles realizados por la Ciudad están bien hechos y condenó a Israel Luciano Jara Mayorga por manejar drogado, ya que “quedó acreditado que el imputado condujo con sus condiciones de manejo disminuidas, generando un peligro cierto para terceras personas”. Asimismo, la jueza Carla Cavaliere consideró que, a diferencia del alcohol, con las drogas no es necesario determinar la cantidad que se consumió, ya que la ley no establece tolerancia.
Respecto de los efectos específicos de la cocaína en la conducción, la magistrada manifestó que ésta genera “falta de seguridad, menos prudencia, conducción más agresiva, peor percepción de las señales de tráfico, erróneo cálculo de las distancias, mayor sensibilidad a los deslumbramientos, poca capacidad de concentración y conducción menos precisa y coordinada”.
De esta manera, el fallo ratifica la validez de los controles y de los dispositivos utilizados, y establece que “la obligatoriedad de someterse al test no afecta la garantía de prohibición de autoincriminación, por cuanto se toma al sujeto activo como objeto de prueba y no como sujeto, tratándose de una constatación química de la presencia de sustancias distintas del alcohol que disminuyen la capacidad para conducir”.

Más cocaína que alchohol
Haciendo una comparación de los casos positivos de alcoholemia detectados durante todo 2010, en relación a los 1050 controles de estupefaciente mediante saliva, realizados entre el 15 de julio de 2010 y el 31 de enero de 2011, el resultado es que sólo un 0.7% de conductores se encontraron con más alcohol que el permitido, en tanto que si se suman los 39 casos confirmados con consumo de drogas, más otros 20 individuos que se negaron a la prueba, el promedio de casos positivos es de 5.61%, siendo casi todos hombres (92%) con una edad promedio de 33. El estupefaciente más veces detectado fue la cocaína, en 30 de los 39 casos (77%), seguida de marihuana (7 casos, 18%).