10 de diciembre de 2010

El capo de la F1 un "modelo" para los negocios


Hace pocos días Bernie Ecclestone, mandamás en la Fórmula Uno, fue asaltado a la entrada de su departamento de Londres. Un grupo de delincuentes lo tiró al piso, lo golpeó, y le robaron dinero y también su reloj Hublot, valuado en más de 15 mil euros.
Con gran sentido del humor le envió la foto de su rostro amorotonado a su amigo Jean-Claude Biver, dueño de la relojera suiza, junto a la nota "Mira lo que la gente es capaz de hacer por robar un Hublot". De esa manera surgió la nueva campaña y slogan del reloj oficial de la F1.