Panamericana





General Paz





Au La Plata




Auspiciado por

Auspiciado por

Auspiciado por



Au 25 de Mayo





Au Riccheri








Puente Pueyrredón










Au Illia





Subtes




Piquetes













3 de agosto de 2010

El cinturón de seguridad salva vidas


Cuando uno vuelca con el coche la situación que se vive es muy particular: las milésimas de segundos mientras que el auto está en el aire parecen largos minutos, en los que uno sólo piensa que se va a matar. A mi me pasó y, gracias a Dios, viví para contarlo (de hecho, ya lo contaré en alguna oportunidad).
Lionel (@liofournier) también volcó y lo invité a que nos escriba cómo fué y como -también a él- lo salvó el cinturón de seguridad:

Estaba volviendo de 9 de Julio por ruta 5 el 22 de abril pasado. Eran las 7.20 pm y venia a una velocidad razonable (110/120 km/h) porque ya era casi de noche. A la altura de Mercedes, pasando unos 200 mts una YPF se cruzan 3 peatones por la ruta. Al último no lo vi, y pensé que lo levantaba, esquivé y el auto se me puso de costado, derrapó a la banquina y golpeó sobre el parante de mi lado con algo (alcantarilla, mojon) y se levantó, dio 3 o 4 tumbos y cayó con las ruedas para abajo a unos 50 metros de la calzada.

Gracias al cinturón, el sistema pirotecnico y el auto (era un Citroën C4), sólo me fracturé la clavícula izquierda, por la fuerza del cinto al atraparme en el asiento.

Cuando el auto paró, me desabroché el cinto, abrí la puerta, y salí caminando. La gente no entendía como había salido caminando, y ahí me dí cuenta como había quedado el auto, que tuvo destrucción total.

Punto para Citroën por la seguridad del auto, y punto para los servicios de emergencia de Mercedes: en 2 minutos había llegado la policía, y en 5 minutos la ambulancia del hospital de Mercedes.

Conclusión: me salvó el cinturón. A partir de ese momento a todo el que puedo le muestro la foto de como quedó el vehículo y como algo tan sencillo me salvó la vida.

Gracias por la oportunidad de contar esto y mostrar la foto:

Lionel