Panamericana





General Paz





Au La Plata




Auspiciado por

Auspiciado por

Auspiciado por



Au 25 de Mayo





Au Riccheri








Puente Pueyrredón










Au Illia





Subtes




Piquetes













24 de julio de 2010

Una sigla muy importante para saber cómo frenar


Cuándo estamos en la feliz situación de la compra de un auto nos bombardean con decenas de siglas, números y datos de accesorios para comprar tal o cual modelo. Pero existen tres letras que creo yo son fundamentales al momento de la decisión compra y que hay que conocer en cada frenada de situación de riesgo: ABS.
La sigla proviene del término inglés Anti-lock Brake System, o sea sistema de antibloque de frenos. El mismo permite mantener el control sobre el vehículo y maniobrar, a pesar de que estemos clavando los frenos. De esta manera, ante un imprevisto uno puede "pararse" arriba del freno y al mismo tiempo girar el volante. El coche no bloqueará ruedas y por lo tanto no derrapará. Sí notaremos una especie de bombeo sobre el pedal de freno que puede asustarnos, pero lo importante es no dejar de pisar el pedal de freno y mantener el control sobre el volante, hacia donde giremos virará nuestro coche, ya que no habrá perdido adherencia con el suelo.

¿Cómo frenar de emergencia sin ABS?
En una reciente jornada de manejo defensivo junto a Citroën que realicé en el CESVI, pude practicarlo. La prueba consistía en realizar una frenada abrupta sobre un piso mojado acelerando a una velocidad de 60 km/h, e intentar desviar el recorrido para evitar embestir unos conitos que podían simular un auto detenido, un árbol caído o un niño cruzando de improvisto la calle.
Obviamente, las ruedas se bloquean y el coche puede derrapar continuando su recorrido gracias a la inercia. Lo importante es no girar el volante mientras estemos frenando. Luego de "clavar el freno", hay que volantear dejando el pedal libre. En la maniobra tampoco hay que pisar el embrague o intentar bajar un cambio, eso "liberaría" el motor y perderíamos aún más el control sobre el giro de los neumáticos. La gran diferencia con un auto equipado con ABS es que hay que llevar a cabo dos acciones continuas pero claramente independientes: frenar y volantear, que de la otra manera podrían hacerse en simultaneo con además un recorrido más corto de frenada.

Autos más seguros
Afortunadamente en noviembre pasado la Agencia Nacional de Seguridad Vial (ANSV) ha firmado un convenio con la industria automotriz que de forma escalonada llevará a que el 100% de los coches comercializados en 2013 traigan ABS de fábrica. Esta medida, junto con la obligación del doble airbag frontal y apoyacabezas en todas las plazas laterales, hará que la seguridad no sea un opcional.
Ante una emergencia, las técnicas para frenar y reacciones son diferentes muy diferentes si contamos o no con ABS . Por eso es muy importante conocer las capacidades técnicas del coche que manejamos.

1 comentarios :

Anónimo dijo...

Interesante articulo. Ha va con h del verbo haber. Saludos