31 de mayo de 2010

Ruedas para volar


Es muy cierto que cuando uno piensa en aviones, piensa en alas y no en ruedas, sin embargo el desarrollo de neumáticos de alta calidad tecnológica y resistencia para el carreteo es imprescindibles, teniendo en cuenta que un Boing que pesa cerca de 90 toneladas aterriza a 250 km/h. Bridgestone fue premiada por Boing como Proveedor del Año por primera vez entre más de 12.000 proveedores provenientes de casi 100 países de todo el mundo.
Si bien nuestro coche puede pesar con carga completa entre 800 y 900 kilos y la máxima velocidad permitida es de 130 km/h, contar con neumáticos adecuados y en buen estado (la profundidad de las rayas debe ser al menos 1.6 cm) también es imprescindible para evitar accidentes.