Panamericana





General Paz





Au La Plata




Auspiciado por

Auspiciado por

Auspiciado por



Au 25 de Mayo





Au Riccheri








Puente Pueyrredón










Au Illia





Subtes




Piquetes













6 de mayo de 2010

La hora de la disidencia


Ya nos tienen mal acostumbrados los metrodelegados a medidas de fuerza que tienen que ver con peleas internas del gremio. El paro de hoy en las seis líneas y el premetro, de 12 a 14, tiene que ver justamente con un nuevo pedido extorsivo para que la Ministerio de Trabajo les otorgue la representación gremial, que hasta ahora oficialmente solo detententa la Unión Tranviaria Automotor (UTA).
La semana anterior los que transitan el ramal Campana de Panamericana debieron soportar un corte en el inicio de la hora pico por parte de trabajadores de Kraft que estaban en disidencia con el gremio de la alimentación cuando se llevaba adelante las paritarias con los empresarios del sector.
Hoy en varias estaciones del FF.CC.Sarmiento se encontraban las boleterías cerradas porque un grupo de disidentes con la Unión Ferroviaria reclama que la semana laboral se reduzca a cinco jornadas en lugar de las seis que trabajan actualmente. Ésto en el marco de que justamente hoy TBA, la empresa concesionaria del servicio, les estaba depositando el nuevo salario con un 20% de incremento -que también recibieron los metrodelegados del subte... y ganan muy bien para ser personal de oficio sin requisitos universitarios-.
En las Autopistas Urbanas se vienen levantando las barreras de los peajes a cada rato.Se trata de una medición de fuerzas entre el Sindicato Empleados de Comercio (SEC) que ostenta la representación gremial de los empleados de AUSA y el el nuevo gremio de peajistas de Moyano que quiere hacerse de nuevos afiliados.
Estamos viviendo una grave crisis de representación gremial, que lamentablemente muchas veces nos toma como rehenes. Ahora no sólo hay que saber cómo están las cosas en nuestro trabajo, sino también saber si Dellacarbonada se levantó con un humor más radical, los muchachos del Sarmiento quieren tener el sábado libre para hacer un picadito, o Moyano quiere armar un nuevo sindicato.